El #TBT de hoy tiene que ver con el debut de uno de los campocortos latinoamericanos más sobresalientes, para muchos el mejor desde Luis Aparicio, que han pasado por las Ligas Mayores: Omar Vizquel.


Lo hizo un tres de abril, hace treinta años, en plena jornada inaugural de la Gran Carpa. Según historiadores de la pelota, Vizquel no iba a debutar tan rápido en el Big Show y menos ese día pues los reportes de los scouts de los Marineros de Seattle indicaban que el venezolano necesitaba por lo menos un año más en las menores. No obstante, una lesión del shortstop titular, Rey Quiñones, convirtió en realidad el sueño grandeliga de Vizquel.

Ese día se convirtió en el venezolano número 53 en debutar en las Grandes Ligas, sin embargo su estreno fue para el completo olvido al irse de 3-0, además de un error defensivo que le costó la victoria a Seattle ante los Atléticos de Oakland.

"Sin duda alguna estar aquí es algo muy grande porque esta era mi meta desde que firmé al profesional. La verdad es que me siento pequeño al lado de todas esas estrellas. Ahora soy novato y los veo jugando conmigo después de que siempre había seguido sus carreras, anteriormente eran mis ídolos, pero ahora no pueden serlo. Tengo que batearles y sacarlos outs", dijo un joven y emocionado Vizquel luego de aquel encuentro.

A pesar de tan gris jornada, Seattle creyó en el, tanto así que cambiaron al titular Rey Quiñones para dejarlo como su campocorto oficial por el resto de la temporada. Y no defraudó.

Vizquel terminó como sexto mejor shortstop del joven circuito con un alto porcentaje de fildeo de .971. En la ofensiva no lució muy bien (.220 AVE, 1 Hr, 20 CI) pero su defensa dió de que hablar y es lo que lo marcó desde su primer día en el Big Show hasta el final. El resto es historia.

Como coincidencia curiosa, el día del debut de Vizquel también lo fue del ahora miembro del Salón de la Fama Ken Griffey Jr.

Texto: Eduardo Acosta


Comparte:
Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario