Cooperstown espera a Ichiro


Fue el primer jugador de posición proveniente del Japón en debutar en las Ligas Mayores. También fue el primero en ser elegido Jugador Más Valioso, ocurrido en 2001, durante su primera campaña en el Big Show.


En diez ocasiones consecutivas asistió al Juego de las Estrellas y fue el Más Valioso en una (2007). Además, disparó más de doscientos imparables en sus primeras diez temporadas en las Grandes Ligas.

En dos oportunidades se quedó con el campeonato de bateo en la Liga Americana (2001 y 2004) y en siete fue líder en hits del joven circuito. Mientras estuvo activo fue el pelotero con más inatrapables conectados (3089), los cuales lo sitúan en el vigésimo tercer lugar de todos los tiempos en ese departamento.

Ganó diez Guantes de Oro, todos en forma consecutiva (2001-2010),  también obtuvo tres Bates de Plata (2001, 2007 y 2009) y fue el primero en obtener el reconocimiento de Novato del Mes en cuatro oportunidades.

Durante las 18 campañas que jugó en la Gran Carpa bateó por encima de los trescientos puntos en 11 ocasiones y en siete de ellas arriba de los .260. Dejó un average de por vida de .311, tercero mejor entre los activos y nonagesimo séptimo de todos los tiempos.

¿Tiene argumentos suficientes para que Ichiro esté en el Templo de los Inmortales?

Texto: Eduardo Acosta
Foto: MLB.COM 



Comparte:
Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario