Boston luce como el gran favorito para llevarse el Este de la Americana (Análisis)



Los Medias Rojas de Boston lucen como el equipo a vencer en el Este de la Americana, y ciertamente buscarán avanzar a la Serie Mundial y ganarla. Son, al igual que el año pasado (cuando cayeron en la Serie Divisional ante los Indios de Terry Francona, grandes candidatos a jugar y obtener el triunfo en el último juego de esta campaña.

La rotación, que ya contaba con David Price (aunque estará fuera hasta mayo) y el Cy Young Rick Porcello, sumó otro integrante de lujo para formar un “monstruo de tres cabezas”: el zurdo Chris Sale, ex Medias Blancas. Para obtenerlo tuvieron que deshacerse del super prospecto cubano Yoan Moncada, pero es un movimiento que vale la pena, ya que el siniestro tuvo foja de 17-10 con 3.34 de efectividad y 233 ponches. Además, es un “come innings”: lanzó 226.2 el año pasado.

La ofensiva espera contar con un recuperado Pablo Sandoval, aunque seguramente extrañarán los jonrones de David Ortiz. Dustin Pedroia, Xander Bogaerts, Mookie Betts, Hanley Ramírez y compañía conforman la artillería pesada.

Ojo con los Yankees, que pueden dar la sorpresa y desbancar a los Azulejos de Toronto y a los Orioles de Baltimore. Han salido de contratos pesados y adquirido jóvenes piezas que pueden ser protagonistas en los próximos años, como los outfielders Billy McKinney y Clint Frazier. Pero el roster grandeliga también talento: los talentosos Gary Sánchez, Greg Bird y Aaron Judge encabezan una renovación a la que se han sumado Luis Severino (que va por revancha tras un 2016 para el olvido) y Bryan Mitchell, entre otros.

Los veteranos Brett Gardner, Jacoby Ellsbury, Chris Carter y Matt Holliday le dan nivel a la alineación, y Masahiro Tanaka promete ser uno de los mejores abridores de la Americana. Cuidado con los Mulos.

Los Orioles tienen un carro de leña, con Manny Machado, Mark Trumbo, Adam Jones, Jonathan Schoop, Chris Davis, Seth Smith y Wellington Castillo, pero carecen de profundidad y talento en su rotación más allá de Chris Tillman y Kevin Gausman. Dylan Bundy, el tercer abridor, tiene un brazo prodigioso pero le falta experiencia en las mayores, que seguramente acumulará en mayor cantidad este año. Eso sí, siguen contando con quizá el mejor cerrador de las mayores en Zach Britton.

Los Azulejos de Toronto mantienen poder en su lineup, con Josh Donaldson, Troy Tulowitzki, José Bautista, Devon Travis y Russell Martin, pero perdieron un bate vital en Edwin Encarnación. Para sustituirlo trajeron a Kendrys Morales. Su rotación (Marco Estrada, Marcus Stroman, Aaron Sánchez, JA Happ y Francisco Liriano) ciertamente luce mejor que la de los Orioles, pero está por verse si Happ puede repetir su gran campaña del 2016 (3.18 de efectividad en 195 innings) y Liriano es algo inconsistente.

Por último los Rays de Tampa parecen estar un escalón por debajo del resto. Han añadido a Wilson Ramos, Colby Rasmus y Mallex Smith, pero perdieron al buen abridor zurdo Drew Smyly. No se sabe cuándo podrá jugar Ramos. Lo que sí es cierto es que tienen un buen par de jóvenes brazos con ya considerable experiencia en las mayores en Chris Archer, Jake Odorizzi y Alex Cobb, y un tercera base franquicia que se mantiene productivo en Evan Longoria.

Predicción Béisbol Derby:

1) Medias Rojas de Boston

2) Yankees de Nueva York

3) Orioles de Baltimore

4) Azulejos de Toronto

5) Rayas de Tampa Bay

Andrés Chávez (@andres_chavez13)

Comparte:
Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario