Águilas se metió en la postemporada en la LVBP



Luego de una temporada para el olvido, Lipso Nava tomó el mando de las Águilas del Zulia con la misión imperante de regresar el equipo a la postemporada, una etapa en la que se había accedido en siete de las últimas ocho campañas.

El equipo rapaz ha logrado su objetivo primario. Las Águilas se convirtieron en el segundo club que esta campaña accede a la fiesta de beisbol en enero. El Zulia aseguró su boleto a los playoffs al dejar en el terreno, 5 por 4, a los Cardenales de Lara en el primer duelo de una doble tanda.

Un imparable del outfielder Trayvon Robinsón frente a los envíos de Tiago Da Silva, en el séptimo inning, envió para el plato a José Pirela con la carrera que selló el acceso de las Águilas.

“Estamos contentos por lo que hemos logrado como equipo, este es el primer paso, pero seguimos con el compromiso de mantenernos peleando por llevar el equipo a la final”, indicó Nava, quien nuevamente guía a los aguiluchos a la siguiente fase, luego de alcanzar ese objetivo como manager interno en la campaña 2011-2012.

“Mantenemos la convicción de pelear por los primeros puestos de la clasificación y así poder cubrir de la mejor manera las necesidades que tenemos para encarar con todos los hierros los playoffs”, manifestó Nava.

El piloto zuliano confesó que las sensaciones en esta ocasión tiene un ingrediente muy distinto a las de aquella zafra en la que reemplazó al boricua Mako Oliveras.

“Si bien sabía que solo nos faltaba poco para clasificar, lograrlo de esta manera, en frente de nuestra afición y ante el rival más parejo del campeonato, es más sabroso”.

Cardenales logró igualar la pizarra en la parte alta del último capítulo. Un doblete de Paulo Orlando seguido de un sencillo de Jesús Montero ante el cerrador rapaz Arcenio León, extendieron las acciones en el Luis Aparicio “El Grande”.

Pirela abrió el séptimo con un inatrapable que le regresó la esperanza y encendió de nuevo a la afición zuliana. Otro incogible de Jesús Flores colocó al “Águila Negra” en la antesala antes de Robinson definiera el partido, contra el primer pitcheo de Da Silva, con un hit hacia el jardín derecho que desató la euforia en el nido rapaz.

“Sentí una gran emoción al ver el batazo, sabía que había hecho una buena conexión. Estoy muy contento por haber logrado esta meta de esta manera, esta es una liga muy cambiante, a veces te puede ir muy mal y de pronto se le presentan a uno estas oportunidades. Es algo muy bueno lo que hemos hecho hasta ahora y espero seguir ayudando al equipo hasta la final”, expresó Robinsón tras la celebración.

Prensa LVBP

Comparte:
Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario