¿En Panamá no quieren a Mariano Rivera?



Nacido en Puerto Caimito, un pueblo donde “siempre huele a pescado” y que está ubicado en el distrito de La Chorrera, Panamá, Mariano Rivera es, sin dudas, una de las personas más admiradas en el Istmo, gracias a su impecable carrera en las Grandes Ligas que lo llevó a salvar 652 juegos, siendo el líder histórico en ese departamento.


Pero, ¿Es “Mo” querido por todos en Panamá? Desde que llegué a este país, en 2014, me han llamado la atención algunos comentarios sobre el excerrojo de los Yankees de Nueva York. He escuchado cosas como “No quiere vivir en Panamá”, “Se le olvidó el español”, “No quiso jugar el Clásico de béisbol con Panamá”, “Mariano perdió la humildad”.

Alcancé a entrevistarlo en 2012 en el George Steinbrenner Field, casa de los Yankees en Tampa, Florida y sinceramente me llevé una grata impresión. Cordial, atento con la prensa, de muy buenas respuestas y era notorio que lo respetaban sus compañeros, al igual que el público estadounidense. ¿Y entonces?

Me atreví a preguntarle a tres periodistas deportivos panameños al respecto. “Mariano llegó a decir una vez que temía estar en Panamá por medio a un secuestro, algo que no me parece para nada absurdo. Pero, eso no cayó muy bien en la gente que de una vez lo tildó de creído”, me dijo Pablo Bustamente, talento de Nextv. Rivera, para quienes no saben, tiene su residencia fijada en Nueva York.

Rumores…

Para rematar, Mariano no formó parte del equipo de Panamá que participó como invitado en el primer Clásico Mundial de Béisbol en 2006. “Es que eso no dependía de él, pero la gente habló de más”, comentó Roberto “Datitos” Rivera, narrador deportivo de TVN. “Los jugadores no se mandan solos, ellos se llevan por contratos. Pienso más bien que es algo que habla la gente por hablar, sin bases y porque lo escuchan de otro”, agregó.

Aurelio Ortiz, también periodista deportivo panameño ya con larga experiencia, me comentó algo clave. “Lo conozco personalmente, sé quién es. El detalle con él, si es que se puede decir así, es que es una persona que le cuesta mostrar sus emociones, es muy callado, pero no tiene nada de malo. Entonces la gente lo asocia con odiosidad, pero qué va, para nada. Él es muy querido en Panamá, es un ídolo. Si te acuerdas, cuando vino la Serie de la Leyenda, que se jugó en su honor y que disputaron en el Rod Carew Yankees y Marlins, ambos juegos se llenaron de fanáticos que fueron a verlo”.

Creencia popular o no, lo que hizo Mariano Rivera sobre los terrenos de las Grandes Ligas a lo largo de 19 temporadas, es digno de admirar, de respetar y es con lo que, pienso, debe quedarse la gente. Es un grande y al igual que Rod Carew, llegará al Salón de la Fama cuando le toque el año de su elección.

David Alejandro Chacón

@DavidChacon30

Comparte:
Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario